¿Cómo preparar carajacas?

La mayoría de los platos de la cocina canaria están elaborados con bastante sencillez y buen sabor, sin enormes presunciones ante sus degustadores. Una de las técnicas de lograr el gran sabor en todas las preparaciones de los isleños es a través de su condimentación. Como ejemplo de ello se pueden degustar las famosas Carajacas.

Este es un plato típico de Canarias que suele servirse tanto como tapa o como plato fuerte en esta localidad. Está hecho con una base de hígado de res que puede ser cocido en dos formas: asado o frito. Además, suele ser acompañado con un poco de salsa y unas papas asadas. Esta delicia es tan sencilla de hacer que hemos dedicado esta publicación, nada más para enseñarte cómo se preparan. 

Las Carajacas

Para la producción de este plato sólo requieres de algunos ingredientes, de los cuales muchos seguro ya los tienes disponibles en tu cocina. Ya comprobarás que esta preparación, de una duración aproximada de unos 30 min, es bastante fácil de ejecutar sin ningún tipo de complicaciones.

Ingredientes

  • 1kg de hígado de res
  • 1 cabeza de ajo
  • 1 pimienta roja
  • 1 copita de aceite o de oliva
  • 1 copita pequeña de vinagre de vino blanco
  • 1 cucharita de orégano
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 cucharadita de perejil
  • Agua
  • Sal al gusto

Preparación

Se coloca el hígado, previamente rebanado en cortes finos y de dimensiones no muy grandes, en un recipiente o tazón. Luego se toman unos 6 dientes de ajo sin conchas, los cuales deben ser machacados en el mortero con la pimienta picante.

Posteriormente, se procede a agregar en un recipiente el contenido del mortero y la cantidad ya arriba especificada de: el pimentón dulce, el orégano, el perejil, la sal al gusto, el aceite y el vinagre de vino.

Acto seguido se adicionan en esta mezcla los trozos de hígado que serán macerados por alrededor de unas 8 horas como mínimo. Ya transcurrido el tiempo de maceración, se precalienta una sartén con un poco de aceite, donde ya caliente se van colocando uno a uno los filetes de hígado.

Cuando todos los filetes se encuentren cocidos, se trasladan a otra superficie o sartén. En seguida se procede a cocinar durante un poco más de un minuto el mojito o salsa sobrante de la cocción de la carne.

Esta salsa deberá verterse sobre los hígados ya cocidos previamente, para finalmente ornamentar sutilmente el plato con una ramita de tomillo, laurel o perejil o el toque que se le quiera dar a la presentación final.

Concluida ya la preparación podrás degustar de este delicioso plato, acompañándolo con papas asadas o cualquier guarnición y un buen vino. Hay que destacar que este plato suele presentarse bien escurrido de su salsa, pero si se usa como tapa este puede tener un poco de la sabrosa salsa para probarla con pan, pues no hay nadie que pueda resistirse a este delirio de sabor.

Consulta aquí también cómo preparar tollos en salsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: