Qué es el vértigo, por qué se produce y cómo tratarlo

Entendemos como vértigo la sensación subjetiva de movimiento. Es decir, sentimos vértigo cuando sentimos que nuestro entorno gira, giramos nosotros mismos o cuando experimentamos la sensación de caer al vacío sin que realmente se esté produciendo una caída. Por lo general, lo anterior va acompañado de náuseas, mareo y sensación de desmayo.

Normalmente, el vértigo no es un problema frecuente, sino un evento ocasional y de poca trascendencia. No obstante, existen personas que manifiestan esta clase de sensaciones de forma crónica, algo que podría llegar a durar incluso días e impedir el desarrollo de actividades cotidianas como conducir o sencillamente caminar.

El Hospital Parque es un hospital en Tenerife donde han conseguido avances importantes en el diagnóstico y tratamiento de esta clase de trastornos. Para esto, utilizan la técnica VHIT, una de las más innovadoras y con la capacidad de determinar el origen del trastorno para así guiar a los especialistas hacia la pauta de tratamiento más adecuada.

¿Qué es el vértigo y por qué se produce?

El vértigo es un trastorno del equilibrio, relacionado con la sensación subjetiva de movimiento del entorno o de uno mismo. Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología, se trata de uno de los motivos más comunes de visita al otorrinolaringólogo y se estima que un 80% de la población mundial ha sufrido o sufrirá de vértigo al menos una vez en la vida.

Tiene un nivel de incidencia similar en hombres y mujeres, pero afecta en mayor medida a las personas mayores de 65 años y, aunque normalmente es un padecimiento eventual, puede llegar a convertirse en crónico, normalmente a consecuencia de un fallo del sistema vestibular del oído interno, encargado de coordinar el mantenimiento del equilibrio y la postura.

Las causas del vértigo pueden ser variadas, desde un movimiento brusco como los que ocurren en barcos, aviones o atracciones de feria, hasta la enfermedad de Ménière, que ocasiona crisis de vértigo que se repiten de forma constante y se acompañan con zumbidos y náuseas. Otras posibles causas serían trastornos neurológicos, tumores, traumatismos y algunos medicamentos.

Causas del vértigo

¿Cómo se diagnostica y se trata el vértigo?

Aunque la sensación de vértigo es fácil de detectar, no es una enfermedad en sí misma sino una manifestación de un padecimiento subyacente. Para determinar si se trata de una alteración vestibular se utiliza un método denominado VHIT (Video Head Impulse Test), el cual descarta sospechas de hipofunción vestibular, tanto unilateral como bilateral.

El tratamiento aplicado dependerá de la causa del vértigo, por lo que resulta importante consultar a un médico especializado y acudir a un centro de salud equipado con la tecnología de diagnóstico apropiada. Existen maniobras de movilización de cabeza con las que se logra llevar los otolitos a su posición original y recuperar la sensación de equilibrio.

Hay que tener en cuenta que si el padecimiento se vuelve algo habitual e incontrolable, impedirá la realización de actividades como conducir, caminar, correr y realizar acciones de precisión, e incluso puede llegar a impedir comer, lo cual disminuiría considerablemente la calidad de vida de la persona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: