Cómo ahorrar en tus facturas de teléfono e Internet

En los tiempos actuales, donde la mayoría de las personas se encuentra intentando reducir al máximo sus gastos, las facturas de servicios domésticos como el teléfono o internet puede llegar a convertirse en una verdadera preocupación. Todos buscamos economizar, pero realmente no siempre sabemos tomar las medidas adecuadas para alcanzar este objetivo.

A continuación, te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a reducir un poco los gastos mensuales relacionados con el servicio de internet y telefonía. Si tienes contratado uno de estos servicios o planes que incluyan ambos, estas sugerencias serán de utilidad para garantizar que tengas contratado el servicio que realmente necesitas.

Consejos para ahorrar en tus facturas de teléfono e Internet

Realmente no existe una solución milagrosa para reducir el pago mensual de tus facturas, pero sí algunos consejos, trucos y recomendaciones que te ayudarán a no pagar demás y a desperdiciar dinero en servicios con un precio superior a las necesidades reales de tu hogar.

Conoce tu consumo real

Antes de contratar un servicio, o en caso de tener uno ya contratado y querer realizar un cambio de tarifa contratada, es importante conocer cuál es el consumo real que hacemos, tanto del teléfono como de internet. Para esto, revisa tus últimas facturas y consulta la cantidad de minutos consumidos, así sabrás si estás contratando planes por encima de tus necesidades.

Contrata lo que realmente necesitas

La mayor parte de los operadores ofrecen tarifas móviles planas que incluyen el servicio de telefonía fija, internet e incluso telefonía móvil. No obstante, en muchas ocasiones la oferta tiene un coste elevado y supera con creces el consumo mensual promedio que tenemos. Si consideras que un plan ofrece muchas cosas que sabes que no utilizarás, es mejor no firmar ese contrato.

Actualiza la tecnología de tu hogar

En la mayoría de las ocasiones, la velocidad de internet contratada no se aprovecha al máximo debido al tipo de tecnología que se tiene disponible en casa. Antes de actualizar el plan de servicios y elegir uno de mayor velocidad, verifica que la señal del router y todos los dispositivos del hogar se encuentren funcionando correctamente y aprovechan al máximo el servicio actual.

No tengas miedo a cambiar de operador

Una vez definido tu consumo, puedes iniciar un proceso de investigación profunda y contrastar las tarifas del resto de los operadores. Un comparador de precios puede ser de gran ayuda para esta tarea. Recuerda también que si eres un cliente nuevo, es bastante posible que te de algún descuento u oferta de bienvenida que puedes aprovechar.

Cuida el consumo en servicios de valor añadido

Es bastante sencillo que la factura se salga de control cuando se utiliza el teléfono fijo para realizar llamadas a números de servicios con valor añadido. Por ejemplo, todas las llamadas a teléfonos con el prefijo 900, 800 suelen ser gratuitas, mientras que los prefijos 803, 806, 807 y 905 suelen tener un precio por minuto bastante elevado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: